Catriela Soleri
Toda la semana esperando a esa voz que se supone dulce, en busca de un consuelo, quizás de un “te lo dije” o un “ya me había dado cuenta”. Todo menos lo que he recibido.

Nunca es suficiente todo lo que pueda parecer un esfuerzo, nunca es suficiente ser su hija, para ser amada sin reproches, nunca hay nada entre nosotras.

A veces solo espero el día en que por fin me quede sola del todo; para llorar por eso, y no por compañías que solo lastiman.

Estoy harta de escuchar absurdos comentarios, estupideces que solo dice para ocupar espacio. Será posible ¿qué algún día se pregunte por como me siento?




Viene una de las peores épocas, y yo recibiéndola con desgana, ¡vaya idiota! Ya me había acostumbrado a la felicidad.
8 Responses
  1. Lalo Says:

    ¿Ya empacaste tu taza y tu café? Todo está a punto de acabar, y nosotros a punto de irnos... sobre esos tejados estarás sola si quieres, tendrás a alguien a quién gritarle si quieres... pero siempre bebiendo de tu taza y viendo el ocaso y las estrellas. Aunque convencete de que las mentiras ayudan, incluso si te las dices a ti misma.


  2. La soledad es mejor acompañada ... y que mejor desde un lugar lleno de incomodida ...

    Los días de soledad y deseo por compañía se aproximan, mas es largo el camino ...

    Tal vez con el tiempo llegue a comprender que tan importante es la tranquilidad y la estabilidad ...


  3. Bardier Says:

    la soledad?...en serio lo deseas?..creeme la soledad completa no la conoces...yo no ando con sus maneras de hablar raras...como dicen ten cuidado con lo que deseas que se te puede cumplir...


  4. Maneras de hablar raras?

    No somos raras, somo incomprendidas y una cosa es estar solo y otra la soledad ...

    La soledad es reconfortante muchas veces.

    Claro es mi manera de pensar


  5. Anónimo Says:

    mmmmmmmmmmmmmmm


  6. Janè Says:

    me fascina el novo look de tu bló :D


  7. victor Says:

    Ese es nuestro mayor error, acostumbrarnos a la felicidad.

    Saludos


  8. Anónimo Says:

    No será que tienes marginada a la que supongo es tu madre?.
    No será que ella no tiene idea de lo que pasa? porque tú así lo quieres?
    A veces somos nosotros los malos hijos y los juzgamos a ellos.
    No quiero que como me ha pasado a mí, algún día TE ARREPIENTAS.
    PIENSALO