Catriela Soleri
A veces quiero mandarlo todo al diablo. A veces quisiera poder bloquear a ciertos lectores. Recuperar mi privacidad, ser leída por quien no me conoce. Y ya.

No elimino el blog, porque aquí empecé, y aquí ha habido buenas épocas.
Me recuerda toda la felicidad e ilusiones con las que empecé a publicar. Me confronta conmigo misma.


Ya no quiero conocer a más niños de mamá. Por favor.
5 Responses
  1. Diablo Says:

    ja, a mi siempre me preguntan ¿para que te sirve el anonimato?

    pues simplemente te da mas libertad para escribir... aunque poco a poco he estado perdiendo el anonimato, pero todo esta bien mientras las personas cercanas a mi no sepan que tengo blog...


  2. Si, y a mi me caga autocensurarme, porque muchas personas no distinguen entre la realidad y la ficción. Y aún peor, les interesa la realidad de uno.


  3. Mmm... es raro, yo creo que en general, la privacidad se reduce a la interioridad misma de la persona, siempre somos observados, no hay de otra...


  4. Pero ¿qué te ha pasado?


  5. Jimena con J Says:

    Me pasa exactamente lo mismo. Es frustrante.