Catriela Soleri


Estrellas bombardeando la lisa noche. Una noche durante el día.
Noche- día de pantalla. Pantalla/proyecciones.


Un –shhh- para que la niña molesta permanezca quieta, mientras sale del shock.


Reprimir la creatividad infantil con un juego de baloncesto.
Educar, suprimiendo pasiones. Acatamiento de reglas impuestas. Sin titubeos.


Seamos conejos. No llegaremos heridos (si), tampoco lejos.
2 Responses
  1. Yo soy la niña molesta en shock?


  2. No y si.
    Porque de niñas somos siempre así.

    Me lo recordó una mocosa que en el concierto de Laurie Anderson se la pasó riendo. Y cuando emití el "temido" shh, se quedó en shock por un rato, y luego siguió jugando.

    Es como parte de la educación que "tenemos" que recibir en la infancia; la represión social.