Catriela Soleri

Me empeño en seguir lacerando la herida.

Me empeño en jamás olvidarte.

Y me empeño en cada día amarte.



Herida, olvidarte, amarte, mala combinación que no rima de ningún modo.

Mala combinación que me hunde en el suplicio eterno de no tenerte ni siquiera para perderte.



Te odio por haberme hecho amarte.

Te odio porque no reparas en mi dolor.

Y te odio porque no intentas dañarme. Pero lo haces.



Contrario a lo que dijo aquel niño, los enamorados si están tristes;
lo estamos.



Tu desamor es la nube que tapa el Sol todos los días.
Una nube negra que anuncia la llegada de la tormenta;
de mi tormento.
A partir de hoy, ya no te quiero más.
3 Responses
  1. Anónimo Says:

    me gusto, tienes razon los enamorados son tristes... epero ke ya no lo kieras neto... atte. clementine



  2. Fernando Araiza Says:

    Good ´post!!!!!