Catriela Soleri
Aún me parece increíble como pasaron tan rápido estos últimos dos años.
Hay tantas cosas que no hice, tantas que no dije. La nostalgia me aprisiona y cada persona que se va es un recuerdo de la vida que se termina, de todo aquello que aprendí, y de lo que desprecie.
Hasta hoy comprendí cuan sola estoy sin ellos, y sentí la magnitud de un golpe de soledad aquí detrás de una puerta entreabierta, a merced de la tenue luz y una bandera que reposa colgada.
Siendo la sincera sonrisa de aquel cantante que imagina, el cálido susurro suplicante de alguien que alienta a un muerto a vivir.



2 Responses
  1. jaimito Says:

    ¡Queremos nuevo post! ¡queremos nuevo post!


  2. En eso estoy trabajando jaimito.