Catriela Soleri
La cámara, cajas de pastillas, pintura, salsa, marca textos, y nuestra foto. Mi escritorio es el peor lugar para trabajar, no me concentro cuando debo; de pronto apareces, y no eres a quien debería extrañar.

De todo pasa, para que la distancia se interponga entre tú y yo, en nuestro próximo encuentro; del cual, quisiera poder decir “solo Dios sabe lo que pasará”. Pero tanto él, como yo, sabemos que fingiremos, y bailaremos entre otros cientos.
2 Responses
  1. posholito Says:

    mariana antes que nada debo de reconocer que eres muy buena escribiendo....
    .... en cuanto a lo de fingir..creeme que eso NUNCA funciona...


  2. Dioniso Says:

    Uno a veces extraña el extrañar en si mismo, es por desconocer las variaciones del deseo al saciar su cometido (dejando de ser deseo)
    "Solo dios sabe lo que pasara" es posible ... y recordando a aquel filosofo ... quizas tambien "solo un dios pueda ayudarnos"

    Mis saludos y auras para usted.

    Anduvo y dejo su estela:

    Dioniso (En flagelo)