Catriela Soleri

Insólita tristeza se refleja en aquellas lágrimas acumuladas en los ojos, obligadas a bañar el corazón de horror infinito, de recuerdos cenizos.
La amargura recubre la vida y hace todo más difícil, y aunque haya intentos de salir y respirar del más puro aire después de años ahogados en un lago de desesperación, jamás se logrará.
La vida no se decide, la vida se vive, y nos inspira, de algo que no sirve en este mundo, de algo que nos trasciende, de algo que nos sobrepasa, de algo que no se puede percibir, de algo inimaginable que nos rodea cada día.
Y es así que esperarte es insoportable, se me oxida el alma al saberte tan lejos, aunque estés a unos pasos de mí, nuestro entendimiento jamás será compatible, no somos eternos.
Sin embargo te pido que me salves, pero no logro expresártelo a pesar de tocar el sol, pues en ese afán de decirlo, ahora también lo siento, y hasta el respirar ahora se medita, antes de llegar a consumarse la pasión en el espíritu.
6 Responses
  1. rfr Says:

    ingrávido entonces?


  2. Todo avanza ingrávido en el corazón.


  3. Antisocial Says:

    que onda? ya toi de vuelta



  4. Abelina Says:

    sí, la amargura recubre la vida y sí, la vida no se decide pero se tiene que vivir..

    así sea pues...

    saludos!!


  5. Desnaturalizada madre soy. No sabía que mi llamita comía alfalfa, hasta ahorita la descubrí.

    Oh carajo!