Catriela Soleri


Te busco en mi cereal, entre cada hojuela, pero tu sabor no está. Busco tu mirada nadando entre las olas, pero creo que a la miel no le gusta mezclase con la virtuosidad de mi leche. Porque es pura, purísima como la virgen más inmaculada.

Quiero hablarte, pero busco otros caminos para decir lo mismo, sin separar la carne. Para que me veas, aun cuando me escondo.
Porque me gusta estar presente en ti. Me gusta resonar en cada recuerdo, aunque el día y la noche no tengan ya separación.

Me gusta pretender que encuentro todo en tu fotografía; pero cuando busco tu calor ahí, descubro que eres solo de papel. Porque aunque yo te quiera, el papel solo se humedece y arruga con las lágrimas que guardo entre las manos.

Seguiré buscando, entre las ramas que los árboles desprecian. Porque aun si muero, el reloj seguirá marcando el tiempo de… quien sabe quien.
3 Responses
  1. Anónimo Says:

    MARIANA
    MUY MUY PERO MUY BIEN
    ESTAS ENAMORADA!


  2. King Crimson Says:

    Jajaja, apoyo al anónimo.

    Luego ya no vas a buscar más.


  3. A veces, ya no se busca menos que la muerte.

    Tan bella, tan placentera.