Catriela Soleri


Diez tazas de café, y nada.
Mis ojos siguen siendo los de aquel que no sale nunca del ensueño. Un ensueño en el que estás presente.
Siempre; regalándome el dulce ámbar de tus ojos, bebiendo de mis pensamientos, y tejiendo con nuestro cabello una bufanda que mitiga el aburrido frío de nuestros monótonos sentimientos.
6 Responses
  1. rfr Says:

    ahora ponle coca-cola...
    qué bueno que ya puedas tomar fotos a pájaros sin necesidad de que se mueran...

    sicierto, andaba de chillón ya se me pasó...


  2. Espiritrompa Says:

    amouur y cafè. Nada màs te faltaron los tabacos.


  3. King Crimson Says:

    Me gusta. :)

    ¿Qui'obo, Mariana?


  4. Estoy a punto de morir ahogada entre ensayos, análisis, síntesis, etc.

    ¡Odio los exámenes!


  5. Espiritrompa Says:

    los examenes médicos y académicos siempre son estresantes :S


  6. Jajaja.

    Tus palabras fueron sabias.