Catriela Soleri
Caminé por entre las almohadas que deshice la noche anterior en mi furia desenfrenada, y levanté su fotografía, esa donde recargado en algo níveo se ríe, esa que yo misma le tomé en uno de nuestros viajes.
Inmediatamente recordé nuestros viajes, las plazas llenas de gente, los parques y sus bancas con gente leyendo, vagabundos durmiendo, y el teatro de cada ciudad que visitamos. Las personas que conocíamos, de las cuales todas creían ser intelectuales, y diferentes al mundo entero.
El se reía conmigo mientras veíamos el paisaje. Por eso atesoro su fotografía, porque al verla aun recuerdo como su risa me estremecía.
Creo que realmente nunca valoré su compañía como lo hago ahora. O al menos no pensaba en ello.
Entonces fui a su habitación y busqué el álbum de aquella sesión que nos hicimos, recuerdo lo suspicaz que se puso el fotógrafo cuando le hablamos del trabajo que queríamos que hiciera.
Dijimos que era arte, pero en el fondo los tres sabíamos que era solo un excéntrico capricho.
Y todo sucedió sobre esa manta roja, esa que compramos en un mercadito romano.

Nunca le gustaron mis estrellas, y poco tiempo lo oculto, ya que después sin recato me lo hizo saber.

Ahora veo dentro de mi, y aunque se que hay algo no se como expresarlo...

Saqué sus cartas, y cayó aquella sensual fotografía en la que con cara inocente observa algo que jamás le pregunté que era, también pienso enojada en quien capturó aquel momento. Tampoco eso se me había ocurrido preguntarlo, estoy muy molesta. En ese entonces el ya era mío, y ¡Vaya! me sorprendo a mi misma, no puedo creer lo que pienso, soy tan posesiva…

A nosotros nos gustaba escribirnos cartas, así las cosas eran más divertidas, y eso facilitaba nuestra comunicación. Pero no era una comunicación de cartas común, no. Nosotros hacíamos un divertido ejercicio, en el que poéticamente escribíamos nuestros anhelos, molestias, sueños, deseos. Y después se la leíamos al otro, así las cosas se decian frente a frente pero siendo menos bochornoso.

Y recordando todo esto fue como guardé las fotografías, y como si hubiese olvidado todo, limpié el lugar. Las plumas y la sangre derramada.
Apoyé el muñeco de trapo en la pared. Le hablé un poco, y le dije cuanto quería y sentía. Me vacié frente a el, y luego, para que no quedase testimonio de aquello, lo quemé.
Yo lo veía consumirse en mi patio, y lloré muy cerca de las llamas, lloré porque lo quise mucho, pero no podía dejarlo en paz, ya sabía todo de mí. De cualquier modo, hubiese muerto el pobre.

Tomé el auto, me dirigí a la ciudad, me detuve frente a la tienda de música y ahí encontré a esa mujer de nombre común y aborrecible, me abrazó y fuimos a tomar un café en cuanto terminé unas compras.
Como siempre habló mucho, sobre la vida y amores fallidos, estaba a punto de matarla cuando imaginé el alboroto que se armaría, y como ese día quería llegar temprano a casa, me levanté y le anuncié que me iba. Y dándome nuevamente el lujo de la hipocresía que pocos sabemos manejar correctamente, le dije he hice pensar que había sido todo un placer estar con ella,
Y es que así somos las mujeres con las congéneres. Podemos ser realmente agradables y perversas al mismo tiempo.

Sin percatarme del tiempo y las distancias ya estaba en casa de nuevo, escuchando a Tchaikovsky.
Afilé el cuchillo de vivisección, y no pude evitar recordar cuando el me preguntó -¿Por qué un cuchillo, y no un bisturí, o una sierra?- Y tuve que explicarle que era yo mejor en la cocina que en los laboratorios y quirófanos. Y acompañado de esa conversación recuerdo la excitante imagen que admire cuando el enterró el cuchillo entre las piernas de aquella presa, la manera en que su gemido nos alteró, y en medio de tanto, la maté con el hacha que la víctima anterior quiso utilizar para defenderse.
Guardé algunas partes en formol y la llevé con los demás restos.
El preparó palomitas de maíz y vimos “Blanca nieves y los siete enanos” en el proyector, la historia era cansada y después de un rato, decidimos que sería mejor reflejar aquellas imágenes sobre nosotros, sobre nuestros cuerpos desnudos. Me tomó de la mano, me acerco hacía el, y por primera vez nos besamos. Nos abrigamos y dormimos juntos en el sofá.
Al llegar la mañana salí a la ciudad, e inspirada en aquel beso y en la única parte de la película que me gusto, le conseguí un bello corazón.
Lo guardé en un hermoso frasco de cristal veneciano, y se lo regale en la cena. Dijo estar agradecido por el detalle más romántico que había recibido en su vida.

Y fueron muchísimos, ¿Cómo le llaman? … Crímenes, o algo así, los que cometí por amor a el.
Por eso es que ahora estoy detrás de estas rejas.

Me descubrieron esa noche en que lo maté y quemé su cadáver. Nadie entiende que el
ya no quería vivir.
20 Responses
  1. Dejo con ustedes este texto que segun mi cuaderno escribí el 18 de sept de este año.


  2. Fernando Says:

    No entendi a quien mataste?


  3. SU-Y/O Says:

    - Esa mujer de nombre comun es completamete aborrecible. Tienes razón.
    - "Blanca Nievies y los 7 enanos" version porno se ve genial en aquel proyector que mencionas, y que por cierto aún no terminas de pagar.
    - En esa Fotografía donde describes algo "niveo" creo que es arena. Estoy seguro que me lo habías dicho. Agregando que no era una sonrísa la que ofrecías , se trata más bien de una mueca que te crece en la cara de vez en cuando.

    - Yo nos los llamaría crímenes después de haber creado tu " Sociedad involuntaria por la Extincion de la Humanidad".
    Dejesmolo em "martires por una causa justa"
    - Para Fernando: no importa a quien se mató. Importa el método.
    Según cuenta Mariana, el proximo a implementar es el FERNANCIDIO.

    M... podría adelantarnos algo acerca de esto.

    su/yo


  4. Abelina Says:

    Encantador relato!
    Me identifiqué tanto que creo que estoy por salir a cometer un crimen...de amor, el único crimen justificable, creo yo.

    saludos!!


  5. Jajaja. Enanos cochinos.

    Me referia a otra fotografía, la de la arena es otra. Y si, ya lo había preguntado antes.

    Creo que olvide mencionar el vodka. Por cierto, ¿Cómo va eso?

    Por ahora no creo poder adelantarte mucho, de homicidio que sigue, pero una noche de estas, tal vez.

    Posdata. Se pide discreción, mucha discreción, hay cosas que jamás entenderían.


  6. Antisocial Says:

    raro post, como que nos hace pensar de mas, oye gracias por tu comment y por el apoyo, solo doy a lucir nuestro derecho de blogear a gusto, no me caen bien de todos modos, y ya te linkeé, no hay son?


  7. Pues más que raro es muy íntimo para los personajes.

    Es un gusto opinar, siempre ando metiendome hasta en donde no debo.

    Gracias por el link, busca el tuyo aquí ;)


  8. wOrAleZz Mi sIsTä!!!
    Ta' KoOL Tu sPaCe ;)
    me kedé d a 6..
    no poss ke shydin ta' Hee!!
    Muxhax KONGRATULETIONS :P
    ta' reweno t0dit0!!
    i pos wow! m sorprnD ver ke eres una persona culta!!
    posss hay muxa informaxión mi sistitâ !!ke shydo!!
    no poss aki ia sabes vivoreando xD
    i kritiknto ..ke t akbas d ganar la krtika kon valor a 10 !!!
    stá kompleto tU space ..aunke solo sheké esta parte d textos..nosçe si engas Jot0xX
    ahorita seguiré shkndo ;)
    w3no poss no kiero marearte
    es un placer skribir aki en tU space
    i poss no t olvides d shkar el mío d vex en kuando vale??
    Qidate muxo...i GENTE FELICES FIESTAS DECEMBRINAS =D
    KE TENGAN UN JELIX AÑO ESJUERXENXENNN X SUS METAS ;)
    ..M DPSIDO SISTA
    BSITOS
    T KIERO
    CIAO

    rekuerdN peace&love 4 e


  9. Fanyrilla, no pues aquí no hay de la clase de fotos a las que te refieres, este es mi blog, el space chécalo desde el msn.
    Aquí solo hay cosas que yo escribo, en el space hay info y otras cosas que escribí.

    Gracias por la visita.


  10. El pez Says:

    me ha gustado tu post, como dice paty, a la calle a matar!!


  11. rfr Says:

    sí homicidios fotográficos, homicidios premeditados a los recuerdos, es una buena forma de amputar recuerdos?


  12. Antisocial Says:

    CHALE, QUIEN LE ENSEÑO A ESCRIBIR A ::NäT*gRe€n:: ... NO SE LE ENTIENDE NI MADRES, Y SE QUEJAN DE MI Y MI ORTOGRAFIA


  13. Matar debería de ser un sano ejercicio diario, como en "Natural born killers"

    Se ve que realmente lo disfrutan desde un punto de vista más espiritual.

    Y sobre quien enseño a escribir a Nat, bueno creo que fue el sistema que ha hecho que de los jóvenes de ahora escriban "k" en lugar de "ca"; "pro" en lugar de "pero" y otras tantas.
    La verdad no entiendo que de divertido encuentran saltarse una o dos letras, en fin.
    Además pensó que esto era una basura como las del msn, los msn spaces que solo ponen fotos y no escriben ni su triste opinión de la vida.
    (Tal vez sea peor)


  14. rfr Says:

    ...duda de última hora:
    y por qué Catriela Soleri?


  15. "Catriela Soleri", en lenguaje Lunfardo (el utilizado en los tangos) significa "Mujer en soledad".

    Aunque en realidad era "Solari" pero me gusta más "Soleri"


  16. rfr Says:

    lunfardo?¿?
    mujer en soledad?
    so bad


  17. La vida es mala, no hay porque ocultarlo.

    Aquí hay un diccionario del Lunfardo que me paso Nadia una amiga argentina, hace algun tiempo:

    http://www.elportaldeltango.com/dicciona.htm


  18. Porfirio Says:

    me gusto tu blog, y se me hizo jocoso lo que dices de la deidad jejeje pienso q es mas extravagante un dios q quizo ser humano no? decia el cascarrabias de nietzsche que la mujer ama a los niños y el hombres es mas niño que la mujer. me gustaria que compartieramos un link se puede?


  19. Como siempre, Nietzsche nos da la respuesta a todo.

    Ahí está ya tu link.

    Traté de comentar en tu post sobre las elecciones del 2006, pero se trabo (es problema de mi computadora, no de tu blog, luego opino desde otra).

    Saludos vecino ciudadano!


  20. arquimedes Says:

    me parecio una buena historia, marianna tienes dotes de escritora y lo ke haces te ayuda mucho.
    los crimenes ke cometes por el amor, algo escalofriante pero en si estubo buena
    voy a seguir checando tu blog
    sigue asi